Saltar al contenido

Consejos para ir de vacaciones con un hijo con discapacidad

Las fiestas y las vacaciones pueden ser difíciles para muchas familias, especialmente para los niños con capacidades diferentes. Cuando cada día ya es un desafío, añadir visitas a los familiares, comidas, cambios de horario, muchos regalos y fiestas puede ser una receta para el desastre. Entonces, ¿cómo sobrevives a ello? Aquí tienes algunos consejos.

Te conviene conocer estos consejos de vacaciones para personas con discapacidad!

APRENDE A DECIR “SÍ,PERO…”

La clave más importante para sobrevivir es aprender a decir “Sí, pero…” Está perfectamente bien rechazar las fiestas que no funcionan para tu familia, declinar la organización de una reunión familiar, o incluso negarse a asistir a una. Tienes que priorizar a tu hijo, tu familia y las necesidades de tu hijo.

Una estrategia útil es la estrategia del «Sí, pero». Cuando algo no funcione para usted, sugiera una alternativa. Si su familia quiere que asista a una fiesta pero su hijo necesita un conjunto de adaptaciones puede sugerir que se vaya antes o que se traslade toda la fiesta antes, sugiera que se reúnan antes o después. También es importante decir no si se siente abrumado y simplemente no tiene la energía o la fuerza para asistir u organizar un evento. No se programe demasiado a sí mismo o a su hijo.

HAGA UNA LISTA DE DESEOS DE REGALOS CON SU HIJO

Muchos niños con discapacidades no pueden jugar con muchos juguetes comunes o ropa poco adecuada . Como resultado, a menudo se les dan montones de peluches inútiles (y de gérmenes) o ropa poco práctica. Algunos niños con tubos de alimentación, alergias u otras condiciones también pueden recibir alimentos o dulces que simplemente no pueden tener cuando por ejemplo van a un local a comer.

Sea franco sobre lo que su hijo puede y no puede tener. Todas las personas tenemos nuestras fortalezas y debilidades. Es importante conocerlas. Asegúrese de que los familiares sepan qué alimentos están prohibidos y qué tipos de juguetes u otros artículos no son adecuados. Puede ser útil hacer una lista de deseos con su hijo que incluya sugerencias específicas de los artículos que quiere o podría usar. La mayoría de los amigos y parientes apreciarán la orientación y preferirían dar algo que se valorara. Asegúrese de incluir artículos en una amplia gama de precios, especialmente porque muchos productos comercializados para niños con discapacidades son caros.

Muchos grandes minoristas, tienen ahora líneas de ropa adaptada. Una gama de artículos especializados para niños con discapacidades, desde trajes de fiesta hasta productos sensoriales en su línea. Estas son grandes opciones para artículos especializados de bajo costo y que pueden ser utilizados en eventos.

MANTÉNGASE EN EL HORARIO Y EN SU RUTINA NORMAL

Muchos niños con discapacidades confían en los horarios, ya sea como una estrategia de afrontamiento o por razones médicas. Es fundamental mantener a su hijo en el horario durante las vacaciones tanto como sea posible. Esto puede significar dejar un evento temprano o llegar más tarde para acomodar la alimentación por tubo o los tratamientos respiratorios. Puede significar acostar a su hijo a tiempo. Mantener a los niños en su rutina normal es increíblemente útil para evitar derrumbes y mantener los problemas médicos bajo control.

APRENDER A RESPONDER A LOS COMENTARIOS

Puedo garantizar que al menos un amigo o familiar dirá algo insensible – o francamente desagradable – en algún momento de las vacaciones. Y, más a menudo o no, esa persona también es demasiado crítica o simplemente ignorante. Planee de antemano cómo va a manejar los comentarios.

Una buena estrategia es a través de la  educación. Informe al comentarista sobre el estado de su hijo..  Invítelo a estar e interactuar con su hijo. La educación puede ser muy útil. Otra buena estrategia es estar preparado con comentarios como, «Estamos siguiendo las recomendaciones de nuestro médico» o, «Consideraremos su sugerencia». Mucha gente tiene buenas intenciones pero no sabe de qué están hablando. Por último, si alguien no deja de comentar, está bien que le haga saber que está molesto y poner límites ya que no hay que prejuzgar a un persona antes de conocerla.